La historia de la Fundación está basada en un aspecto espontáneo del ser humano, la disposición a colaborar. Hoy y desde sus comienzos, quienes forman parte de la fundación, emprenden en cada acción la aventura de construir con y para otros.
 
Esta historia nace el 6 de marzo de 1965, con la creación de la Cooperadora del Hospital de Niños, cuyo fin era recaudar fondos para contribuir al funcionamiento del Hospital. Poco más de dos años después, el 28 de abril de 1967, se crea la Asociación Hospital de Niños de Córdoba, que adquiere personería jurídica el 22 de Junio de 1968, a través del decreto 7357 Serie A.
La asociación siguió trabajando incansablemente hasta que al momento de trasladar el Hospital a su nuevo edificio (el que ocupa actualmente) se decide crear la Fundación Hospital de Niños de Córdoba, organización que adquiere su personería jurídica con el decreto 146/A/99.
La fundación tiene por objetivos cooperar con las autoridades del Hospital, contribuir a la realización de obras y mejoras de los servicios del mismo.
Una de las principales intenciones  es lograr la recuperación de los niños que pasan por el hospital, haciendo todo lo que esté a su alcance para que la estadía sea lo más agradable posible.
Los desafíos crecen año a año, las ganas se renuevan constantemente, y el trabajo y esfuerzo se ven recompensados con la sonrisa de cada niño, esa sonrisa que llena el alma.